Curso profesional de Cocina y Gastronomía

El Centro Codesa te ofrece un curso de gastronomía muy interesante: técnico en cocina y gastronomía. Entra dentro de la categoría de Formación Profesional, y es a distancia, por lo que no tendrás que preocuparte de la asistencia, el transporte, la gasolina o el horario. Antes que nada, para poder registrarte a este curso, y acceder a él, tendrás que cumplir unos requisitos mínimos.  Para empezar, tener la mayoría de edad es indispensable. Además, el alumno ha de tener en su poder el título de técnico auxiliar o equivalente. Habrá de tener superado el segundo curso de Bachillerato, unificado y polivalente. También debe haber superado las pruebas de acceso a grado medio, u otros estudios declarados equivalentes.

Con esta titulación podrás elaborar platos, pre-elaborarlos, conservarlos y hacer conservas, presentarlos debidamente, etc. Vamos, todo un profesional de la cocina. También obtendrás nociones sobre la prevención de riesgos laborales, términos y condiciones de higiene, protección ambiental, normas de producción culinaria, etc. Las estadísticas muestran que aumentará el porcentaje de españoles que coman en establecimientos de restauración. Más del 55%, por uno u otro motivo, comerá fuera.

Este curso ya tiene la matrícula abierta, y podéis pagar a plazos el precio del curso (1525€) Ahora con la cantidad de reality shows que surgen con respecto al tema de la restauración, son muchos los que se han querido animar a estudiar este ámbito, y especializarse en ello. Las máquinas de vacío, los autoclave y demás tecnología que se ha desarrollado a lo largo de los años, ha dejado un gran hueco entre los profesionales sin titulación, y es por eso por lo que ahora se estudia este tipo de cursos, y se exige una titulación. Si te registras en este curso, lograrás ciertos conocimientos profesionales que ahora mismo se demandan. Podrás confeccionar ofertas de gastronomía, realizarás aprovisionamientos, controlarás consumos, podrás manipular alimentos en crudo, y sin que eso importe demasiado. Prepararás platos, y lograrás presentarlos de forma profesional y artística. Sabrás montar un buffet (self-service) y caterings. La pastelería y repostería será pan comido después de este curso. Sabrás cómo administrar, gestionar y comercializar una empresa pequeña, y muchas cosas más.

Aunque sea un curso a distancia, todo el material, temática, y resolución de dudas te lo proporcionará el docente a tu cargo. Podrás resolver todas tus cuestiones vía carta, e-mail, fax o por teléfono. Si cumples con los requisitos, y buscas tener una formación sólida, te gusta el mundo de la hostelería y quieres dedicarte a la restauración y hostelería, éste es tu curso. La pre-elaboración de alimentos y platos es algo que parece sencillo, pero no lo es. Por tanto, como recomendación, será mejor que te formes con los mejores.

El programa cuenta con ofertas gastronómicas, elaboración y pre-elaboración de alimentos; conservación de los mismos, técnicas culinarias, productos culinarios, procesos básicos de pastelería y repostería, postres en restauración, formación y orientación laboral, etc.

Toda la información proviene del centro de formación Centro Codesa, para información adicional o para apuntarte a algún curso puedes ponerte en contacto con ellos directamente desde su página web.

curso-cocina-gastronomia

El menú de otoño: setas

Las seta son un alimento exquisito sano, natural y nutritivo. Las setas, recientemente descatalogadas de verduras para añadirles una nueva etiqueta “reino fungi”, continúan protagonizando nuestra alimentación diaria.

Ahora que está a punto de empezar la época de lluvias, las setas parecen un ingrediente excelente para decorar nuestros platos de nutrientes y algo de color otoñal. Para los que estéis a dieta, las setas tienen un 90% de agua, por lo que apenas acumulan calorías.

Para preparar bien las setas, se recomienda consumirlas a la brasa, a la plancha, en aceite o al vapor.

El arroz con setas es uno de los platos que mejor combina las propiedades de la seta, y las ventajas del arroz. Para prepararlo, necesitaremos los siguientes ingredientes:

– Setas (con 400 gramos será suficiente)

– Arroz (300 gramos)

– Medio vaso de vino blanco

– Una cebolla

– Un diente de ajo

– Cincuenta gramos de mantequilla

– Parmesano rallado (con 100 gramos bastará)

– Sal y perejil

Preparación:

– Primero habrá que limpiar bien las setas para después proceder a su troceado. Las cortaremos en finas láminas y las remojaremos en un mejunje de agua y medio limón. Cuando creamos que las setas hayan absorbido el aroma del limón, las sacamos y las colocamos en algún lado donde puedan escurrirse con facilidad.

Después utilizaremos una cazuela para rehogar la cebolla con la mantequilla, previamente troceada. Una vez que todo se haya ablandado, incorporaremos el arroz para que cueza durante varios minutos. Después verteremos un poco de vino, y añadiremos también las setas. Una vez que el arroz haya absorbido todo el agua de la cazuela, procederemos a incorporar un poco de sal. Pero ojo, unos minutos antes de que finalice la cocción, habrá que incorporar el ajo y el perejil picados, junto  con el queso parmesano.

Después solo tendremos que dejarlo reposar para que adquiera los sabores y aromas de los ingredientes que hemos añadido y estará listo para servir. Pero hay muchas otras recetas con setas que podéis probar, como por ejemplo, setas a la plancha, o espaguetis con salsa de setas y guisantes.

La masa para la pizza

Hoy vamos a preparar una pizza de champiñones con rúcula, pero para ello necesitaremos hacer la masa. ¿Cómo la haremos? Sencillo.

Tendremos que hacernos con estos ingredientes:

– Harina de trigo

– Agua

– Levadura

– Vinagre

– Aceite de oliva virgen extra

– Harina normal

– Sal

Para nuestra pizza, necesitaremos otros ingredientes:

– Champiñones

– Queso mozzarella de búfala (dos unidades)

– Ajo (con un diente será suficiente)

– Rúcula

– Salsa de tomate

– Aceite de oliva virgen extra

– Sal y pimienta

– Orégano y vinagreta

Elaboración paso a paso:

Primero haremos la masa, y para ello, nos serviremos de un bol para echar en su interior 250 gramos de harina de trigo, un poco de vinagre y 5 gramos de levadura. Si quieres añadir azúcar moreno, también puedes. A continuación verteremos con lentitud el agua mientras vamos amasándolo todo. Después, pasaremos la masa a una superficie lisa para continuar amasando. Se le echa un poco de aceite, y se procede a mezclarlo todo de nuevo hasta que la masa esté suave, sin rugosidades, y homogénea. Volvemos a introducir la masa dentro del bol, y lo cubriremos con un trapo para dejar que repose durante un período de tiempo, una hora será lo más recomendable. La masa tiene que fermentar. Y alcanzado este punto, se echa un poco de harina sobre la superficie lisa, y colocamos la masa encima para estirarla bien con un rodillo hasta lograr una circunferencia fina.

Para hacer la pizza:

Ahora que ya tenemos la masa, solo nos toca colocar los ingredientes encima. Primero extenderemos el tomate. Echamos en el centro, y esparcimos con una cuchara. Corta las dos bolas de mozzarella en rodajas y reparte los trozos por encima del tomate, incorpora los champiñones, y el ajo bien troceado. Enciende previamente el horno para que se caliente, e introduce la bandeja con la pizza en él. Ha de estar a 220 grados, y con estar doce minutos dentro es suficiente, para que no se nos queme.

La rúcula la colocaremos dentro de un bol y lo mezclaremos con la vinagreta. Cuando la pizza esté lista, la sacamos del horno y esparcimos la rúcula por encima. ¡Y listo para comer!