Tipos de café para cafeterías, bares y hostelería

El café es más que una simple infusión, porque más allá de ser la bebida elegida en cafeterías  cierto es que se ha transformado en un elemento más de nuestra cultura y una prueba de ello es la variedad en cuanto a café para bares existen.

¿Las conoces a todas ellas? Hoy te contamos acerca de las más representativas.

Variedades de café para hostelería

La variedad de tipos de café para cafeterías es enorme, pero para poder clasificar mejor las distintas opciones que puedes encontrar en una carta, la hemos resumido en dos grandes grupos: café expresso y café cortado.

Café expresso

Con el café expresso se ve la calidad de los productos que los proveedores de café para cafeterías, proveedores de café para hoteles, y bares, como Nestlé Professional, comercializan, porque en este tipo de café destaca mucho más la calidad del grano de café y del mismo modo, queda en evidencia cuando este no es el adecuado. El paso fundamental entonces, de parte de quienes administran una cafetería o negocio de hostelería, consiste en  adquirir un buen producto en pos de satisfacer el paladar de los clientes.

¿Qué es lo imprescindible a conocer del café para hostelería denominado expresso? Pues que este tipo de café es probablemente el más antiguo de todos, el que abrió paso a todas las distintas clases de café que surgieron luego, lo que se debe a que su preparación es la más simple, cualquier máquina de café para hoteles o cafeterías será capaz de crear una infusión de estas características.

Su rápida preparación es quizá el atributo más conocido de este tipo de café y también la razón por la que recibe el nombre expresso o exprés, aunque la primera denominación es de origen italiano.  

No sólo se lo denomina café expresso, sino que también se lo suele llamar café solo, por su composición: consiste en 30 ml de infusión de café, que se prepara con agua hirviendo sobre granos molidos de café. Se suele servir en vasos o tazas pequeñas.

El café corto, el solo largo, el expresso doble, el americano y el carajillo son algunas de sus variantes.

Café cortado

El otro gran grupo dentro de esta clasificación de tipos de café es el cortado. Recibe este nombre porque se trata del café que no es 100% infusión de café, sino que puede ser combinado con otras bebidas como leche, whisky o crema, por mencionar algunas alternativas.

Este es también concebido como café solo al que se le agrega un poco de leche u otra combinación, de hecho, dependiendo de cuál sea la otra bebida con la que se lo combine, será el nombre que recibirá el café, por ejemplo, el café vienés lleva café y crema batida o el café bombón recibe este nombre porque se corta el café con leche condensada.

Si se trata de un tradicional café cortado con leche, se puede preparar con leche fria, natural o caliente, lo que variará el resultado final de la infusión.

El caffè macchiato, café asiático o café jamaicano son otras de las variables a este tipo de café.

¿Y el café con leche? Es una variable más del café cortado, sólo que en este caso, se sirve la misma proporción de leche y de café en tazas grandes de 200 ml.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web