La delicia de comer crepes bien hechos

crepes 046edited

¿A quién no le gustan las crepes? Dulces, salados… ¡para todos los gustos! Es imposible no disfrutar de las combinaciones originales que ofrece este plato. Pero la clave reside en cómo se hagan. El sabor del crepe en sí, tiene que estar en su punto, ni muy dulce ni muy salado, para poder acoger con mayor facilidad ingredientes tales como el chocolate o trozos de carne. La popularidad de esta gran receta ha ido creciendo gracias a Bretaña, una ciudad francesa que elaboró por primera vez la crepe, concretamente, en 1390. Desde entonces, y hasta ahora, este plato ha formado parte de la gastronomía francesa, convirtiéndose en el postre estrella. No podemos quitarle el mérito a los franceses, pero tampoco podemos obviar que en otros muchos países, esta tendencia culinaria es común…y mucho.

Gracias a Yocomo, tu portal de noticias de cocina y recetas varias, he recabado información sobre las tortitas y las crepes. Sus diferentes tipos, qué diferencias hay entre ellos, dónde se suele consumir más…

Por ejemplo, Estados Unidos, líder en hamburguesas, nos ha sorprendido a todos con su interés por adoptar este plato en concreto como postre alternativo. Argentina y Japón son los siguientes en unirse a la moda “crepe”, innovando cada día para ofrecer lo más novedoso a clientes exigentes de todo el mundo. En cuanto a la denominación, habría que concretar un poco su origen, pues la crepe propiamente dicho hace referencia a la masa dulce para postres. Se suele acompañar de mermelada, siropes varios o nata.

En cambio, los franceses tienen otra denominación para hacer referencia a la masa salada: galettes. Este tipo de crepe se rodea de ingredientes salados inimaginables, desde queso y embutido, hasta carne de ternera, pollo y diferentes salsas que adornan y dan gusto al plato. La principal diferencia entre ambas es la harina que se emplea en cada una de ellas. Por ejemplo, la crepe dulce necesita una harina especial a base de trigo, que endulza un poco la textura. En cambio, la galette requiere de una harina de sarraceno.

Los ingredientes que conforma cada uno de ellos, en general, son:

–          Huevos

–          Leche

–          Harina (según el tipo de crepe)

–          Azúcar o sal (también dependiendo del tipo de crepe que sea)

Estos ingredientes son muy parecidos a los típicos pancakes americanos (tortitas americanas) La única diferencia principal es que las tortitas tienen levadura, y la masa es mucho más consistente. Además, es más difícil utilizarlos como plato salado, limita mucho más la originalidad de las recetas.